viernes, enero 04, 2013

PNUD: el IDH y los Objetivos de desarrollo del Milenio


El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, es la mayor organización de asistencia multilateral para el desarrollo con una red mundial de 174 oficinas que coordinan acciones de cooperación técnica e intercambio de experiencias con el propósito de apoyar el desarrollo humano, social y económico de los países y promover el aprovechamiento de sus propias capacidades.  Desde su creación ha tenido como función principal ser el mecanismo central de planificación y financiamiento de la Organización de las Naciones Unidas –ONU, función que le permite coordinar las actividades operacionales del sistema ONU en los niveles nacionales.
A petición de los gobiernos y dentro de sus propias esferas de actuación, el PNUD presta asistencia en el fomento de capacidades para el buen gobierno, la  participación popular, el desarrollo de los sectores público y privado y el crecimiento en las condiciones de equidad, subrayando que los planes y prioridades nacionales constituyen el único marco de referencia viable para la programación nacional de las actividades operacionales para el desarrollo dentro del Sistema de las Naciones Unidas.   Para la ejecución de los programas y proyectos a los que presta apoyo, el PNUD recurre a la capacidad técnica de los países, así como a los conocimientos especializados de más de 30 organismos regionales e internacionales, instituciones académicas y de investigación y a organizaciones no gubernamentales – ONG’s. 
El PNUD es el organismo de las Naciones Unidas encargado de elaborar anualmente los indicadores de desarrollo humano.[1] Cada año, el Informe sobre Desarrollo Humano, preparado para el PNUD por un equipo independiente de consultores, contribuye a que la comunidad internacional formule conceptos, medidas e instrumentos de política nuevos, prácticos y pragmáticos, a fin de promover un desarrollo más orientado hacia el ser humano.  Una de las características más innovadoras del Informe, el Índice de Desarrollo Humano - IDH, refleja la situación de los países, tanto ricos como pobres, en cuanto a la esperanza de la vida, la educación y el poder adquisitivo. A raíz de esos informes, algunos gobiernos han solicitado al PNUD ayuda para abordar las prioridades de desarrollo humano. Unos 30 países están recibiendo asistencia del Programa en la formulación e implementación de estrategias presupuestarias en beneficio directo de las personas.
El Índice de Desarrollo Humano - IDH es un indicador agregado de tres elementos considerados como críticos para determinar el nivel de desarrollo humano. Esos elementos son denominados “indicadores básicos” y se definen como: el conocimiento (representado por el nivel de alfabetización adulta y el número promedio de años de escolaridad), la longevidad (representada por el promedio de esperanza de vida) y el nivel de vida (representado por el riesgo nacional per cápita o por la paridad del poder adquisitivo del PNB).
Las cifras de PNB que suelen utilizarse en comparaciones internacionales no dan cuenta correcta de las diferencias nacionales en el poder adquisitivo o el efecto de distorsión de las tasas oficiales de cambio. Para superar estas incorrecciones, se utilizan los cálculos del PIB ajustados al poder adquisitivo que son desarrollados en el Proyecto de Comparación de Precios Internaciones; un esfuerzo conjunto de la Oficina de Estadísticas de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, EUROSTAT, OCED, ECE y CESAP, ampliado por la Agencia Internacional de Estados Unidos para el Desarrollo – USAID. Como hay rendimientos decrecientes al traducir de ingreso a la satisfacción de las necesidades humanas, las cifras ajustadas del PIB per capita se han convertido a su logaritmo.
Para crear un índice compuesto se asigna un valor mínimo (la serie máxima de privación igual a uno) a cada uno de los tres indicadores y un valor deseable o adecuado (ningún rango de privación igual a cero) se especifica para cada uno de los indicadores.
Los valores mínimos se seleccionan tomando el valor nacional mas bajo (los mas recientes disponibles) para cada indicador.   Los valores mínimos y deseables o adecuados son los puntos extremos de una escala marcada de uno a cero para cada medida de privación. Al colocar un país en el punto apropiado en cada escala y al promediar las tres escalas, se obtiene su índice promedio de privación humana, el cual, cuando se resta de 1, da el índice de desarrollo humano – IDH.
En las “Notas Técnicas”, de los diversos Informes, desde 1990, se dan una formulación matemática detallada para el calculo del IDH, incluyendo los diversos afinamientos sufridos a través de los años.
En otras regiones, particularmente en América Latina, el PNUD ha establecido un rol diferente conocido como "Asociados para el Desarrollo" en el cual el PNUD y los gobiernos, de manera conjunta, identifican un problema de desarrollo que afecta al país y cada uno aporta sus ventajas comparativas para resolverlo. En este esquema, la ventaja comparativa del PNUD ya no radica en la contribución financiera - cada vez más limitada para los países de mayor desarrollo relativo -, sino en su experiencia para el abordaje de problemas de desarrollo similares, en el acceso a experiencia a nivel mundial a través de su red de 174 oficinas y en su capacidad para concretar los proyectos de desarrollo.
En Colombia el PNUD se vinculó por primera vez como apoyo a la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo 1972-1976. Sin embargo, su presencia se inició de manera oficial el 29 de mayo de 1974, al suscribirse el convenio marco entre el Gobierno de Colombia y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.  El PNUD - Colombia ha apoyado el desarrollo de programas que hoy son modelo para América Latina como  el Programa Nacional de Eliminación de la Pobreza, el Plan Nacional de Rehabilitación, el Programa de Prevención y Atención de Desastres, el Programa Gubernamental de Derechos Humanos, las Microempresas de Mantenimiento Vial y el  NATCAP - Colombia, entre otros.  Los ciclos de cooperación PNUD-.Colombia han estado marcados por  cuatro esferas temáticas: desarrollo social y eliminación de la pobreza; apertura económica y desarrollo productivo; modernización del Estado y desarrollo territorial, y desarrollo ambiental sostenible. A partir de 2001,  la asistencia del PNUD se concentró  además, en el buen gobierno y  el ordenamiento intersectorial del ambiente.



[1] El PNUD trabaja a la vez “de abajo hacia arriba”, proporcionando a los gobiernos asesoramiento esencial en materia de políticas, y de “arriba hacia abajo”, proporcionado fondos para actividades que producen beneficios tangibles a corto plazo.  Se presta apoyo con los siguientes fines:
1.     Fomentar la capacidad de los gobiernos en materia de administración del desarrollo en el progreso de diversas esferas, entre ellas la reforma del sector público; la coordinación de la ayuda; la gestión económica y la reforma del mercado; la democratización (incluidos los procesos electorales, la protección de los derechos humanos y el establecimiento de un poder judicial independiente); y una mejor cooperación con las organizaciones de la sociedad civil.
2.     Ayudar a los países a establecer marcos operacionales para el desarrollo humano sostenible, por ejemplo, definiendo las metas de desarrollo, vinculando los temas y recursos mundiales con las prioridades nacionales y determinando las necesidades en materia de tecnología y financiación externa.
3.     Ayudar a los gobiernos a individualizar, diseñar e implementar programas de desarrollo a largo plazo, incluidos planes y estrategias que respondan a los objetivos nacionales de desarrollo.
4.     Ayudar a los países a movilizar recursos financieros adicionales necesarios para sus actividades de desarrollo, procedentes de fuentes nacionales o de instituciones financieras multilaterales como el Banco Mundial y los bancos regionales de desarrollo.
5.     Promover el acceso a los conocimientos científicos y las tecnologías adecuadas, y promover su adaptación.
6.     Propiciar la cooperación técnica entre países en desarrollo, en virtud de la cual los países trabajan aunadamente para el desarrollo o emparejan sus necesidades con su capacidad, en beneficio mutuo.
7.     Fortalecer la capacidad de la sociedad civil para el desarrollo con participación de las organizaciones de base con el fin de potenciar a las personas y a las organizaciones no gubernamentales y comunitarias.
8.     Financiar directamente proyectos que validen ideas de política, demuestran éxitos de las organizaciones de base o inicien actividades innovadoras dotadas de grandes posibilidades.
9.     Contribuir a entablar relaciones de colaboración Norte - Sur y a lograr acuerdos internacionales en cuestiones de interés mundial, como la lucha como la descertificación y el cambio del clima.
10.  Contribuir al establecimiento de la paz y a la prevención de los conflictos mediante el apoyo de la reconciliación nacional y regional, la reintegración de los refugiados repartidos y de las personas desplazadas, la reconstrucción de comunidades destrozadas por la guerra y la capacitación de soldados desmovilizados para que ocupen empleos remunerados.
11.  Elaborar el Informe sobre Desarrollo Humano